Cava y Espumosos

Comprar vinos espumosos

Descubre los mejores espumosos directamente de la bodega. Encontrarás los mejores espumosos al mejor precio. Champagnes, cavas, proseccos y la mejor selección de vinos espumosos que puedas encontrar en una tienda de vinos con una gran variedad de promociones.

Filtrar y ordenar 89 productos

Marca
Envejecimiento
D.O.
Medida
Precio
El precio más alto es 594,00 €
Ordenar por:

¿Qué es el vino espumoso?

El vino espumoso es un tipo de vino que contiene gas carbónico, lo que lo convierte en una bebida burbujeante y refrescante. Para producir el vino espumoso, se realiza una segunda fermentación en botella o en tanques cerrados, lo que permite que las levaduras consuman el azúcar residual y produzcan dióxido de carbono (CO2). Este gas se disuelve en el líquido, creando así las burbujas que caracterizan a este tipo de vino. Para comprar vino espumoso, se puede acudir a una bodega, donde además se puede aprender sobre el proceso de elaboración. El vino espumoso es ideal para ocasiones especiales o para disfrutar simplemente como aperitivo.

¿Cómo escoger el mejor vino espumoso?

 A la hora de escoger el mejor vino espumoso, debemos tener en cuenta una serie de factores. En primer lugar, la variedad de uva y la elaboración. Dentro de los vinos espumosos podemos encontrar distintas variedades de uva como la Chardonnay o la Pinot Noir, que nos ofrecerán diferentes matices y sabores o las clásicas Xarel·lo, Macabeo y Parellada utilizadas en los cavas. En cuanto a la elaboración, podemos optar por un champagne, que se elabora exclusivamente en la región francesa de Champagne, o por un cava, que se produce en España mediante el método tradicional. Otro factor que debemos considerar es el maridaje. Si queremos disfrutar de un vino espumoso para acompañar una comida, deberemos elegir el que mejor se adapte a los sabores de los alimentos en cuestión. En definitiva, escoger el mejor vino espumoso dependerá de nuestros gustos y preferencias, pero siempre será una apuesta segura para brindar en cualquier celebración. Y por último, un factor no menos importante, el color (rosado o blanco).

¿Qué variedades de uva se utilizan para elaborar vino espumoso?

 Existen varias variedades de uvas que se utilizan para elaborar vino espumoso, aunque algunas son más comunes que otras. Por lo general, se utilizan uvas blancas como Chardonnay, Pinot Blanc, Pinot Gris, Chenin Blanc y Muscat, así como también uvas tintas como Pinot Noir, Gamay y Cabernet Franc. La elección de las variedades de uva depende del tipo de vino espumoso que se desea producir. Por ejemplo, el Champagne se elabora con una combinación de Chardonnay, Pinot Noir y Pinot Meunier; mientras que el Prosecco utiliza la uva Glera como ingrediente principal. Las uvas utilizadas en la producción de vino espumoso deben tener un alto grado de acidez, un bajo contenido de azúcar y una buena concentración de sabores y aromas. Cada variedad de uva aporta diferentes características al vino espumoso, lo que resulta en una amplia variedad de sabores y estilos disponibles para los amantes del vino.

¿Cómo se elabora el vino espumoso?

 El vino espumoso es elaborado a través de un proceso que involucra una segunda fermentación en la botella. Para comenzar, se utiliza uvas específicas para este tipo de vino, seleccionadas por su alta acidez y bajo nivel de azúcar. Después de la primera fermentación, el vino base es embotellado junto con una mezcla de levadura y azúcar, lo que produce la segunda fermentación dentro de la botella. Durante este proceso, el dióxido de carbono generado por la fermentación queda atrapado en la botella, lo que provoca la creación de burbujas en el vino. Después de la fermentación, se realiza el proceso de removido o degüelle, que consiste en remover las lías o sedimentos del fondo de la botella y agregar una pequeña cantidad de licor de expedición para equilibrar el sabor y el nivel de dulzor del vino. Finalmente, el corcho se coloca en la botella y el vino espumoso está listo para ser disfrutado.

¿Qúe tipos de vinos espumosos hay?

Existen muchos tipos de espumosos, desde los más conocidos como el cava o el champagne hasta el prosecco, el asti, el lambrusco y muchos más. El vino espumoso se caracteriza por tener burbujas que se generan durante la segunda fermentación y que causan una reacción química en la botella o tanque. Los diferentes tipos de vino espumoso se distinguen por la uva que se usa para hacerlo, el método de elaboración, la región en la que se produce y su dulzura. Algunos espumosos son secos y otros más dulces, y pueden ser rosados o blancos. Además, algunos espumosos son elaborados con uvas específicas, como el prosecco con la uva Glera, mientras que otros pueden ser mezclas de diferentes tipos de uvas. En definitiva, hay muchas opciones cuando se trata de vino espumoso, y cada uno tiene un sabor y estilo únicos, lo que lo convierte en un vino ideal para celebraciones y ocasiones especiales.

¿Qué diferencias tienen los vinos espumosos? Cava, champagne, prosecco...

 Existen diferentes tipos de vinos espumosos, entre ellos se encuentran el champagne, cava, prosecco y asti. Uno de los factores que los distingue es el método de producción. Por ejemplo, el champán se elabora utilizando el método tradicional, que implica que el vino fermente una segunda vez en la botella. Por otro lado, el cava se elabora utilizando el mismo método que el champán, pero se produce en España. El prosecco y el asti se elaboran utilizando el método Charmat, en el que la segunda fermentación se realiza en un tanque de acero inoxidable en lugar de en la botella. En cuanto a los sabores, los vinos espumosos italianos, como el prosecco y el asti, tienden a ser más dulces y afrutados, mientras que los vinos espumosos franceses y españoles son más secos y tienen un sabor más complejo sobretodo en los reserva o gran reserva con una crianza superior. Además, cada región tiene su propia variedad de uva que le da un sabor distintivo a sus vinos espumosos.

¿Que es el dosage de un vino espumoso? Brut nature, extra brut, brut, extra seco, seco, semiseco o semi-seco y dulce.

El dosage de un vino espumoso se refiere a la cantidad de licor de expedición agregado al vino base después de la segunda fermentación en botella. Este licor de expedición generalmente está compuesto de una mezcla de vino base y azúcar, y su cantidad determina el nivel de dulzura del vino espumoso final. Por lo tanto, el dosage es un factor clave en la elaboración de vinos espumosos, ya que afecta significativamente el perfil de sabor y estilo del vino. Los dosajes más comunes en orden descendiente son brut nature, extra brut, brut, extra seco, seco, semiseco o demi-sec y dulce.

A modo resumen podríamos decir que en champagne y cava lo mas habitual es encontrar una dosificación de azúcar tipo Brut (con muy poco azúcar añadido) o Brut Nature (sin azúcares añadidos) y en productos como el prosecco lo más habitual seria encontrar seco, semi-dulce o dulce aunque podemos encontrar Prosecco Brut hoy en dia para los paladares más finos.

Bodegas y productores destacados

Grupo Freixenet es uno de los principales productores de vinos espumosos y cavas del mundo. Fundada en 1861 en Sant Sadurní d'Anoia, Barcelona, ​​la empresa ha sido dirigida por la familia Ferrer desde hace más de 150 años y ha expandido su presencia a nivel global. La compañía cuenta con numerosas bodegas y marcas en todo el mundo, incluyendo Estados Unidos, España, Argentina e Italia, y ha logrado establecerse como líder en la producción de vinos espumosos. Sus marcas más destacadas incluyen Freixenet, Gloria Ferrer o Segura Viudas, entre muchas otras. Grupo Freixenet ha sido reconocido por su excelencia en la producción de vinos espumosos y ha recibido numerosos premios y distinciones por su calidad y sabor. Como líder en el mercado de vinos espumosos, Grupo Freixenet continúa expandiendo su presencia global y comprometiéndose con la excelencia en todo lo que hace.