Loading...

5 propuestas de sushi para acompañar el vino Oroya

14 septiembre, 2017 /

Sushi time, pero siempre surge la misma cuestión: ¿cuál es el mejor maridaje?

La gastronomía japonesa necesitaba un vino como Oroya, creado por la enóloga Yoko Sato, a partir del cupaje de tres variedades autóctonas como airén, moscatel y macabeo.

Oroya es un blanco joven de color amarillo pálido con toques verdosos y brillantes que, en nariz, es intenso, con notas florales, seguido de frutas, como melocotón o pera, y de tonos cítricos. En boca se desenvuelve de forma franca, fresca, con pinceladas dulces que se complementan con una viva acidez. Oroya combina con platos de arroz y pescado y de manera brillante con el emblema gastronómico nipón: el sushi.

Amamos el sushi, ¿verdad? El sushi está de moda, todo el mundo lo come y se atreve a hacerlo y por ello queremos sorprenderte con 5 preparaciones que van más allá de los clásicos makis de salmón y california roll, cinco propuestas de sushi que además son ideales para maridar con el vino Oroya. Pero antes de todo, aquí van un par de “japotips” para convertirte en un profesional:

  • Al mojar el sushi en la salsa, esta no debe tocar el arroz y solo hay que bañar un poquito el lateral de la pieza.
  • Para harmonizar todos los sabores y brillar con un menú, empieza por las piezas de sabores más ligeros, de color blanco y rosado, y termina con los más fuertes, de color rojo.

Los 5 platos japoneses que vienen a continuación te trasportarán al mejor de los izakaya  y aún más con una copa de Oroya.

  1. Gunkan de anguila ahumada envuelto en salmón con salsa tare 

anguila_salmon

Empecemos con buen pie. La anguila aportará la parte suave que se equilibrará con la potencia del salmón, mientras que la salsa tare le dará el dulzor necesario. La salsa tare es similar a la salsa de soja, pero más espesa y dulce. Un secreto: si añades unas gotas cítricas, de limón o lima, se compensará con la parte grasa del salmón y quedará un sushi de 10.

  1. Niguiri de toro con jengibre

niguiri

El toro es la carne fresca y cremosa que se sitúa en el vientre del atún y es la parte grasa de este pescado; es la pieza más preciada para cualquier paladar sibarita. Aunque, subimos la apuesta y te retamos a que añadas jengibre molido encima del sushi, para conseguir frescura y un toque picante, y trocitos de alguna fruta tropical, como papaya o mango, para darle un punto goloso. ¡Una verdadera delicatesen!

  1. Maki tempurizado de salmón y aguacate.

maki

Un maki tiene rollo, pero un maki tempurizado tiene mucho rollo. Esta receta es la manera de pasar de un clásico maki de salmón y aguacate a un plato de estrella Michelín. Añade queso fresco al relleno, para dar frescura y cremosidad, y después de envolver el sushi con alga nori, rebózalo en panko y fríelo. Si quieres que sea aún más top, mójalo en salsa ponzu, una de las vinagretas más populares en la gastronomía nipona, elaborada a partir de zumo de yuzu y vinagre de arroz. ¡Espectacular!

  1. Uramaki de atún con espárragos y foie micuit, envuelto en aguacate con sésamo y cebolla caramelizada.

uramaki

Y aquí llega la fusión entre el mundo oriental y el occidental. Te presentamos un uramaki distinto, con atún marcado a la plancha durante medio suspiro, espárragos al vapor y cremoso foie micuit. Esta vez, envuelto en aguacate y sésamo y rematado con un poco de cebolla caramelizada que conseguirá equilibrar todo el conjunto y le irá perfecto al pescado y al foie. ¡Se nos hace la boca agua con este sushi!

  1. Tataki de ternera Wagyu

tataki

¡Y terminamos por todo lo alto! La ternera Wagyu es un tipo de carne procedente de Japón y una de las más valoradas a nivel mundial. Marca la pieza en una plancha muy caliente, déjala reposar y córtala en lonchas, sírvela con un puré de yuka o de alguna fruta tropical como mango o piña, o si eres más clásico, de manzana. Y, ya por último, acompáñala con una ensalada de pimiento, cebolla y tomate, con un aliño de aceite de oliva virgen extra, vinagre de manzana y sal. Así conseguirás equilibrar la parte grasa de la ternera, la melosidad del puré y el frescor, acidez y suavidad de la ensalada. Definitivamente, un plato que marcará un antes y un después en tus comensales.

Oroya, en japonés, es una canasta que sirve para transportar mercancías de una parte de una orilla del río a la otra y representa la unión de la tradición y la gastronomía japonesa con la europea. Sírvelo fresco, entre 6º y 8º, con el mejor sushi del momento, déjate llevar y, ¡腹痛 (buen provecho)!

0 Comentarios

Dejar una respuesta