Loading...

Vionta, un albariño seductor de corte moderno

11 mayo, 2017 /

Ruth Troyano recorre las bodegas Vionta para analizar su vino más icónico.

“En un vino expresas el viñedo y la variedad. El tinto se puede ir modelando, pero el blanco no permite mucho más y en un albariño 100% es obligatorio respetarlo al máximo” Adolfo Heredia

En 22 años el vino blanco 100% albariño Vionta (DO Rías Baixas) ha seducido a paladares muy distintos dentro y fuera del país, sumando premios sin cesar, en España, Holanda, China, Japón, Reino Unido y Alemania… Su frescura, amabilidad y excelente relación calidad-precio le han convertido en un vino deseado permanentemente, a pesar de modas e infidelidades. “El procedimiento no ha cambiado. En su elaboración hay una línea homogénea, sin realizar cambios. Lo único que hemos intentado es buscar expresiones distintas para una misma variedad, el albariño, pero lo hacemos con vinos también distintos”, cuenta con seguridad y claridad Adolfo Heredia, responsable de la bodega Vionta. Heredia relata la historia de un vino con nombre de isla gallega que lleva en su ADN la mineralidad y la salinidad que se le presupone a los vinos atlánticos, vinos viajeros que sacuden al consumidor por la acidez marcada, pero siempre amable. Vionta lo demuestra estando presente en infinidad de países.

vionta_lluny

El viñedo de Vionta es mayormente emparrado, en pérgolas, en altura. Venimos de una tradición minifundista, muy parcelaria y con pequeñas fincas con una media de 1.000 metros cuadrados. Galicia es muy rural, hay poblaciones muy diseminadas lejos de los centros urbanos, mientras que el paisaje rural está aún repleto de hórreos donde se guardaba antiguamente el maíz, las patatas, etc”, relata Heredia. Entre el patrimonio arquitectónico e histórico, los viñedos de Vionta reciben, por un lado, el clima atlántico por la pluviometría (1.200/1.700 litros/año) y el mediterráneo por las temperaturas, que suelen ser suaves. Las cepas de albariño tienen edades medias de entre 10 y 15 años, en el seno de una DO muy joven, que cuenta solamente con tres décadas a sus espaldas. Las vides se desarrollan en suelos arenosos y graníticos que filtran rápido el agua y cada vez más incorporan las espalderas modernas como método de conducción. Menos romántico que la pérgola, pero más efectivo para la maduración y la calidad de la uva.

vionta_2

¡Ouh miña parra de albariñas uvas, que a túa sombra me das!
Rosalía de Castro

Vionta es la primera bodega que el grupo Freixenet compró fuera de Cataluña en España en los 80 y desde entonces Adolfo Heredia ha estado al frente. se lamenta del descenso del consumo del vino de 76 litros/hab/año hace casi 40 años, a los 17,25 actuales. A la estadística, hay que vencerla con más y mejor conocimiento. Y a ello se entrega, además de a la enología. El albariño pertenece a Rías Baixas aunque en Ribeiro y La Mancha saquen pecho de algunas hectáreas. O en Australia, Estados Unidos o Alemania, donde lo están plantando de nuevo… Su competidor directo en la Península es hoy el verdejo que, sin embargo, no gana la batalla a nivel internacional porque es más difícil de exportar.

vionta_4

El albariño Vionta es símbolo de estructura, mineralidad y acidez. Seducen las notas tropicales y florales y en boca tiene amplitud por la maceración sobre lías, dejando protagonismo a la fruta madura, al melocotón. Ligeramente amargo y de largo recorrido, como si recorriéramos la ría de Arousa, donde se encuentra la isla, muy relajadamente. Un trabajo enológico preciso y respetuoso para dar forma a la uva más ácida de la península, que necesita tiempo para madurar en el viñedo. 

vionta_3

La región del cava en Cataluña fue la que primero y más rápido en España desarrolló la nueva tecnología que luego implementamos en Galicia, en Vionta. Las camisas de frío en los depósitos de Freixenet, el sistema de prensa neumática en Segura Viudas y el uso de la madera para afinar el vino. Ahora parecen aportaciones básicas pero no lo son; fueron revolucionarias. Y soy un privilegiado por haberlo vivido”, cuenta Adolfo Heredia, bioquímico y enólogo con dilatada y contrastada experiencia. Especializado en el último decenio a reseguir el patrimonio vinícola a veces olvidado, se siente orgulloso del camino realizado: “Hemos querido ayudar en la cada vez más frecuente regionalización de la venta en España con la vinificación de variedades patrimoniales que no son muy conocidas fuera”. Adolfo Heredia piensa Vionta –y así lo elabora- como un vino singular, adaptado al nuevo consumidor pero también al gusto del consumidor extranjero. Es el primero que extingue su añada en Club Cuvée. Su pareja filosófica, en tinto, sería Valdubón de DO Ribera del Duero. El frescor y el corte moderno también estarían alineados.

 

Ruth Troyano Puig (@rtroyano)

0 Comentarios

Dejar una respuesta