Loading...

7 teorías sobre el origen del brindis

28 diciembre, 2015 /

¿Te habías llegado a preguntar cómo, cuándo o por qué se hizo el primer brindis?

Brindamos por el año nuevo, por respeto, por simpatía o por tradición, para celebrar algo, para augurar algo bueno o simplemente porque los de nuestro lado brindan. Este ademán universal forma parte de nuestras vidas desde siempre y lo tenemos tan entrenado que puede que nunca nos hayamos preguntado quién empezó o cómo se fraguó el primer brindis de la historia.

He aquí 7 teorías sobre el origen del brindis:

1. La preventiva. En la antigua Grecia, la confianza era un valor imprescindible. Por ello, los anfitriones, en los grandes banquetes, siempre brindaban delante de sus invitados, como una muestra de confianza y garantía de que el vino no estaba envenenado.

2. La religiosa. Brindar también se convirtió en un momento de culto, toda una ofrenda a los dioses con la que se anhelaba recibir salud o una larga y próspera vida.

brindis_grecia

3. La aventurera. Dionisio, el Dios del vino, inspiró la voluntad de experimentar con algo que ahora podría parecer lógico pero que sin duda fue toda una revelación en su momento. Los romanos consideraban que el vino se podía degustar, ver, tocar y oler, cubriendo cuatro de los cinco sentidos, mientras el auditivo quedaba marginado. Hacer chocar las copas entre si fue el modo de conseguir una experiencia multisensorial con el clásico «chín».

4. La inteligente. En una época como la medieval, en la que verter veneno en una copa de vino era algo frecuente, el brindis servía para salpicar y repartir el tóxico entre las otras copas. Si caía uno, caían todos.

brindis_roma

5. La protectora. Se decía en la antiguedad que el choque entre copas podía eliminar los malos espíritus existentes no sólo en el vino, también en el ambiente.

6. La práctica. Menos romántica pero igual de interesante, cuenta la leyenda que en los grandes banquetes y celebraciones, el brindis funcionaba como un aviso para los criados o camareros, quienes debían acudir a la llamada a los pocos segundos.

brindis_roma_2

7. La popular. En 1527, Roma fue tomada y saqueada por las tropas del ejército de Carlos V. En la celebración, los militares, con las copas de vino llenas gritaron al unísono «bring dir’s», que traducido al castellano viene a ser «yo te lo ofrezco».

Y del bring dir’s al brindis no hace falta más historia.

0 Comentarios

Dejar una respuesta