Loading...

Freixenet ICE & Tarta helada de mango y lima

25 julio, 2018 /

Es verano y nos apetece tomarnos una bebida extra refrescante como el cava Freixenet ICE aromatizado con una ramita de menta y, por supuesto, con unos hielos.

Esta vez lo hemos acompañado con un postre frío para que nos ayude a soportar las altas temperaturas veraniegas. Entre nuestro recetario de temporada hemos elegido una tarta helada de mango y lima, fácil de hacer y que marida a la perfección con este cava semi seco. Para cubrir el bizcocho tendréis que preparar un helado de mango y un parfait de lima, ambos caseros y muy fáciles de hacer.
Las finas y elegantes burbujas de este cava, y sus aromas a frutas, casan a laperfección con el mango y la lima, además, estos sabores acentúan los toques a flores y a frutas tropicales tan característicos del Freixenet ICE aumentando la sensación de frescor que buscamos en esta temporada.

Freixenet Ice

Ingredientes:

Para el bizcocho:

  • 2 huevos
  • Una pizca de sal
  • 50 g de azúcar
  • 50 g de harina 20 g de mantequilla fundida

Para el helado de mango:

  • 500 ml de nata montada
  • 400 ml de leche condensada 400 g de pulpa de mango triturada
  • Una pizca de sal Zumo de una lima

Para el parfait de limón:

  • La ralladura de una lima 100 g de azúcar 2 yemas de huevo
  • 2 ½ cucharadas de zumo de lima
  • 2 claras de huevo
  • Una pizca de sal 50 g de azúcar
  • 80 g de nata montada

Para decorar:

  • 200 ml de nata para montar
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 4 rodajas de lima partidas en mitades
  • Mango fresco cortado en dados o en parisién
  • Virutas de piel de lima

Elaboración:

Para el bizcocho:

  1. Calentamos el horno a 170º C. Engrasamos y enharinamos un molde de 18 centímetros de diámetro.
  2. Batimos los huevos con el azúcar y una pizca de sal en un robot de cocina hasta alcanzar el punto de cinta o listón.
  3. Añadimos la harina y mezclamos con cuidado de forma envolvente, con ayuda de una espátula grande.
  4. Echamos la mantequilla fundida, mezclamos y pasamos la masa al molde. Nivelamos, le damos un pequeño golpe contra la mesa de trabajo y horneamos entre 10 y 15 minutos, o hasta que una brocheta salga limpia al introducirla.
  5. Retiramos del horno, dejamos reposar 15 minutos y desmoldamos. Dejamos enfriar sobre una rejilla.
  6. Preparamos un molde desmontable de 18 centímetros de diámetro por XXX de altura con papel de horno en el fondo, y el borde untado con aceite de almendras o cubierto con acetato para repostería.
  7. Cuando el bizcocho esté frío lo metemos en el molde, cubrimos con papel film y reservamos en la nevera.

Para el helado de mango:

  1. Ponemos la pulpa de mango, la pizca de sal y el zumo de la lima en un cazo. Llevamos a ebullición y dejamos que reduzca a la mitad.
  2. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.
  3. Mezclamos la reducción de mango con la leche condensada y añadimos la nata montada de forma envolvente.
  4. Vertemos la crema de mango sobre el fondo del molde cubierto por el bizcocho, tapamos con papel film y congelamos durante al menos cuatro horas.

Para el parfait de lima:

  1. Ponemos la ralladura de lima y la mitad del azúcar en un mortero, o en una batidora de mano, y trituramos para extraerle los aceites a la piel y aromatizar el azúcar. Reservamos.
  2. Montamos las claras con la pizca de sal y la otra mitad del azúcar y reservamos también.
  3. Echamos las yemas en el vaso de un robot de cocina, batimos un poco, añadimos el azúcar aromatizada con piel de limón y continuamos batiendo hasta blanquear. Añadimos poco a poco el zumo de lima al batido.
  4. Mezclamos con las claras montadas de forma envolvente y luego con la nata montada.
  5. Sacamos el molde del congelador y cubrimos el helado de mango con el parfait de lima. Tapamos con papel film y volvemos a congelar otras cuatro horas, mejor durante 24 horas para que maduren los helados.

Para decorar y servir:

  1. Montamos la nata con el azúcar y la echamos en una manga pastelera con una boquilla rizada o lisa.
  2. Retiramos el molde del congelador, desmoldamos con cuidado, pasamos la tarta a una fuente para tartas y escudillamos varias gotas de nata montada formando un anillo en el centro de la tarta.
  3. Ponemos las medias rodajas de lima entre las gotas y el mango cortado en dados o en parisién en el centro. Terminamos de decorar la tarta helada de mango y lima con virutas de piel de lima, y servimos inmediatamente junto con una refrescante copa de cava Freixenet ICE con hielos y una pequeña ramita de menta.

Consejos útiles:

  1. La mejor variedad de mango para este postre es la que se llama Ataúlfo, no es tan fácil de encontrar, pero podéis sustituirla cualquier otra variedad.
  2. Retirad toda la pulpa necesaria de mango, pasadla por una batidora de mano y luego por un colador. Tendréis una pulpa sin fibra y más fina para trabajar.
  3. Para cortar en mango de la decoración necesitaréis una cuchara parisién o cortarlo en dados.
  4. Haced las virutas de piel de lima con un pelador de coctelería para cítricos.

0 Comentarios

Dejar una respuesta